Jóvenes prisioneros encuentran alivio en el Yoga

Los jóvenes delincuentes son encarcelados por una amplia gama de cargos: secuestro, tráfico de drogas, asesinato etc. Tienen entre 14 y 19 años de edad. Vienen de lugares donde las guerras de la droga y la violencia entre pandillas son parte de la vida cotidiana.

Detrás de los barrotes de la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes, estos jóvenes son educados en programas vocacionales que les dan habilidades profesionales y experiencia que les servirán en la vida real. El programa de Yoga es algo nuevo que es enseñado por voluntarios. Al igual que en todas las cárceles, el CDIA está lleno de jóvenes alicaídos tratando de superar  las malas decisiones de su pasado. La práctica de la meditación del Yoga les da una manera de aliviar su ansiedad y mejorar su salud física mientras que están confinados en espacios pequeños. Al igual que los programas de empleo vocacionales, les puede proporcionar un nuevo propósito y mejorar su autoestima.

La creciente visibilidad de Yoga y sus aplicaciones prácticas muestran una creciente percepción de que esta antigua práctica – una combinación de estiramientos y ejercicios de respiración – puede ser extremadamente útil en muchos niveles. Cuando el Yoga se convierte en un estilo de vida, en lugar de una forma ocasional de ejercicio, puede ofrecer varios beneficios para la salud mental y emocional.

Un instructor de Yoga, un ex recluso de 38 años, de nombre Fredy Alan Díaz Arista dijo: ” Tengo muy poco de lo cual sentirme bien u orgulloso, y lo poco que tengo es este trabajo que hago , lo que me hace sentir bien conmigo mismo .” Como una forma de ejercicios de meditación, el Yoga puede remodelar la filosofía de vida de sus practicantes, la promoción de patrones estables de pensamiento y la responsabilidad emocional. Díaz dijo: “El Yoga fue como una ventana para mí, y mientras mas lo practicaba, se convirtió en una puerta.” Esta declaración elocuente viene de un hombre que ha visto la crueldad y la injusticia de un país lleno de crimen de primera mano. Ahora, él es una fuente de inspiración para los jóvenes que enfrentan los mismos retos y promueve un crecimiento positivo en aquellos que no tienen un lugar a donde acudir.

 

El Yoga debe ser seriamente considerado como una alternativa holística y de bajo costo al régimen de ejercicio proporcionado a los detenidos así como al público en general. Para los presos, en particular, aprender a evaluar y monitorear sus impulsos emocionales pueden ser vitales para una saludable reinserción a la sociedad. Teniendo en cuenta que el costo operacional de las instalaciones correccionales está en los millones de dólares al año, la introducción del Yoga en una escala más grande podría ser una forma efectiva de mejorar el bienestar emocional de los presos y reducir la carga financiera de la sobrepoblación al reducir la reincidencia. Entre mas prisioneros aprenden a ser pacíficos, menos personas tienen que ser encerradas.

Agradecemos a decrack.com por el escrito. Un excelente sitio que le ayudará a encontrar clases de yoga en Guadalajaraclases de trx en Guadalajara, Jalisco México.